free website templates

¿Qué hago los viernes?

Trabajar cuatro días a la semana no significa necesariamente que los Viernes sean un día de vacaciones. En mi caso, me lo he tomado de otra forma. Les voy a explicar qué hago y qué no hago un Viernes.


1. Uno de los inconvenientes a los que me enfrento cada semana es que mis clientes sí trabajan los viernes. Si alguno de ellos necesita algo, yo estoy disponible para enviar información por email, para llamadas o para reuniones. Lo que no hago es ponerme delante del ordenador y dedicar horas de trabajo a un proyecto en concreto. Lo importante es adelantarte y poner las reuniones con antelación, revisar que no quede trabajo pendiente por el que te vayan a preguntar, y contactar el jueves por si queda algún cabo suelto. 

2. Cuando hay un día de fiesta y cae día laboral, ese viernes sí trabajo para compensar. 

3. Sí dedico tiempo a mi formación, a leer libros de empresas o publicaciones de mi sector. 

4. Me reúno con otros profesionales o posibles colaboradores para tomar un café, en lo que he denominado Social Friday. 

5. Es un día de reflexión, de revisión de objetivos cumplidos y tomarle el pulso a nuestro negocio.